Inolvidable, así ha sido este verano para las 20 chicas de la fundación Boscana que han venidoa montar a caballo con nosotros.

Durante este mes de agosto, estas chicas han podido disfrutar de montar en pista, ir al campo e incluso ¡pasear en carro!

Con estas actividades, además de pasar un buen ratom fueron capaces de superar sus miedos y descubrir que, a caballo, no existen las limitaciones.

“Cuando mi padre vea las fotos no se lo va a creer” nos decía una de las chicas entre risas y alegría ” el me decía que por mi condición no podía montar y mirad:¡Estoy encima de un caballo!”

A continuación os dejamos las imágenes de este verano tan especial tanto para las chicas de Boscana como para los miembros y voluntarios de la Fundación Federica Cerdá:

Pincha en el siguiente link para acceder al album completo de:  “Un verano diferente para las chicas de Boscana”